This website uses cookies to personalise content, ads and analyse traffic. By using this website, you agree to the use of cookies.

Autor: Gustavo Herrera Dublán y colaboradores. 2016©

https://www.facebook.com/groups/elrincondesolucionestv/


martes, 3 de junio de 2014

Panasonic CT-G2995 GN3. Sin encendido.



Receptor de televisión Panasonic modelo CT-G2995.
PRESENTACIÓN

A través de los años y sin claudicación de por medio, el gremio de reparadores se ha ido habituando a la dificultad interpuesta por los receptores de televisión a TRC fabricados por Panasonic y otras marcas tan difíciles para el servicio. 

No obstante, tal parece que el tiempo transcurrido ha servido de muy poco para sortear aquellas adversidades que hasta hoy dan la impresión de prevalecer sin cambios sustanciales. Entre las inconveniencias, existe por ejemplo, importante cantidad de manuales de servicio editados por la empresa japonesa con un denominador común entre ellos: La ambigüedad de la información en la lista de partes la cual, entre otras cosas, impide la búsqueda de un sustituto tan simple como un diodo zéner.  

Chasis GN3 de Panasonic.
De su parte, el diagrama y el propio chasis en varios modelos, a simple vista, parecen no tener nada en común entre sí, salvo asemejar enormes complejos, digamos una ciudad inmensa, irreconocible, impenetrable, asfixiante, poco transitable y por si fuera poco, en donde todo el mundo se pierde sin importar el camino elegido. 

No es cómodo ni agradable abrir el diagrama de estos modelos en la PC cuando para observarlo es necesario aumentar el zoom a más del 600%, como tampoco es fácil localizar elementos SMD en un chasis con una revoltura desmedida de indicaciones, puntos de soldadura, líneas rectas en color negro dibujadas, etiquetas y demás señalamientos insertados en el chasis y también en el diagrama.

Ante el reto, se ha demostrado que en todo momento, quienes ejercen la profesión del servicio, echan mano de su caudal de recursos técnicos por lo que no es raro saber de reparaciones que salen avante.

Por otro lado y sobre el mismo tema, ¿Qué sucede cuando se aplicó un remedio adecuado a cierta avería en tan difíciles receptores y se cae en la cuenta de que éste presenta otra u otras fallas adicionales a la de origen? Seguramente habrá frustración, contrariedad o enfado.  Un evento inesperado como el citado, haría por ejemplo que el presupuesto fuese sujeto de algún incremento, medida que nunca ha sido ni será del agrado del cliente como tampoco de quien ofrece el servicio, obvio.  Una contrariedad adicional, será la demora que sufrirá el trabajo que en un principio, se prometió para entregar en cierta fecha, esto, a pesar de que el técnico no considere aplicar un aumento del presupuesto a su cliente.

EL CASO DE SERVICIO

Hace un par de semanas, tuve noticia de un servicio técnico ejecutado a manos de Alberto Varo Romero, amigo de toda la vida.  La falla de origen, guardó relación con el disparo de la protección inhabilitando el Sistema de Encendido y una más adicional que involucró a la etapa de Audio. A continuación, describo el procedimiento de servicio que él aplicó y que además me pidió compartir con la comunidad del Rincón de Soluciones Tv.  Dar un click aquí para descargar el manual de servicio del receptor Panasonic CT-G2995, chasis GN3.

Quienes conocen a nuestro amigo Alberto Varo Romero, seguramente también tendrán conocimiento de su pragmatismo tan característico a la hora de realizar el servicio a un receptor de televisión.  Sin preámbulos que valgan, Alberto se va directo y sin perder tiempo a la revisión de la sección que él mismo supone asociada a la avería que va a enfrentar. Su proceder encuentra sustento en la vasta experiencia que él mismo se ha construido a lo largo de casi tres décadas incesantes de servicio. No tengo duda que la intuición es la mayor virtud que a la hora del servicio, le noto a mi amigo, la cual siempre le reditúa resultados favorables.

Como he citado más arriba, a través del disparo de los circuitos de protección, el receptor de televisión Panasonic modelo CT-G2995S chasis GN-3 interrumpía su proceso de encendido.  El primer elemento sujeto de revisión, fue el transistor tipo 2SC562200 el cual funciona como salida horizontal.  El dispositivo se encontró en perfectas condiciones.  De este modo, nuestro amigo se fue rápido a la Fuente de Alimentación en donde comprobó  la salida del voltaje regulado de + 130 Vcc (D823).  A pesar del tiempo breve de encendido previo al disparo de la protección, la lectura referida se tomó sin problema alguno.

Enseguida, él creyó necesario comprobar el estado de los diodos rectificadores D551, D554 y D561 que toman parte en las líneas de abasto que parten de los devanados secundarios del Fly-back, sin encontrar dispositivos abiertos o en corto-circuito, incluidas las resistencias fusible.

AN15525, la salida vertical.  Receptor Panasonic CT-G2995.
Los resultados preliminares, sugirieron al técnico realizar una revisión visual detallada.  Muy cerca de los circuitos de Barrido Horizontal, le aguardaban los de amplificación Vertical.  Él acudió al sitio para verificar con el multímetro, en el modo de diodo, las distintas terminales del IC451 tipo AN15525A, esto, en busca de algún corto-circuito o una lectura cercana al mismo.  El resultado fue positivo, entre las terminales 4 y 5, había un corto-circuito total.  En el IC referido, la terminal 4 es punto de Tierra y la terminal 5, es la salida de amplificación de la Señal de diente de Sierra.  Una vez comprobados los elementos periféricos en el IC descrito, Varo tomó la determinación de reemplazar a éste último por uno nuevo y de iguales características.  El receptor de televisión encendió, hubo recepción de canales aunque no había el menor rastro de audio, inclusive haciendo uso del modo de A/V.

AN17807A, amplificador de audio en el chasis GN3.
Alberto Varo se fue a la sección de Audio. Como amplificador, él encontró un IC AN17807A (IC 2301).  En el mismo, revisó que hubiera abasto de B+, en este caso +22 Vcc procedentes de la Fuente de Alimentación principal (R850 y D822). Siendo positivo, el resultado anterior sugirió al técnico hacer uso de un trazador de señales de audio y de esta forma, tener la certeza de que existiese señal de audio en los PINs de ingreso en IC 2301, en este caso, los PINs 5 y 2. En los puntos referidos, existía señal audible por lo que hasta cierto punto, también había razones fundadas como para pensar en el reemplazo de IC 2301.

Alberto acudió al teléfono y conversamos por espacio de breves minutos en los cuales, intercambiamos algunos puntos de vista asociados al problema de audio en el receptor.  A mi amigo, le advertí sobre el riesgo de adquirir un IC AN17807A nuevo, esto en vista de que en la capital de México, son ya muy pocas las tiendas de Electrónica que sobreviven para ofrecer un repuesto confiable, particularmente uno como éste.  Acordamos en que yo le prestaría un dispositivo y así, él saliera de la duda.

El IC 2301 AN17807A fue cambiado por mi amigo.  Lo que no cambió fue la suerte del televisor el cual continuó mudo. Alberto y yo reanudamos la conversación telefónica, volvimos a intercambiar puntos de vista entre los cuales, le recordé algo muy particular que yo había visto durante la elaboración de un artículo para el Rincón de Soluciones Tv relativo a la construcción de ciertos amplificadores de audio y que publiqué hace algún tiempo:  

PIN 76 en el IC001, señal de audio en PWM.  Chasis GN3, Panasonic.
Si el  amplificador de audio es alimentado desde la Fuente de Alimentación principal en televisores, el fabricante siempre añade la línea de comunicación conocida como STAND-BY MUTE

En cierta medida, el comando descrito sirve como una suerte de interruptor electrónico, esto es: enciende y apaga al IC de audio dependiendo del estado en que se encuentre el receptor, labor encomendada al IC del Sistema de Control o a un circuito de conmutación común.   

En tal contexto, volviendo a revisar la disposición de PINs del IC AN17807A, ambos amigos caímos en la cuenta de que el comando referido, llegaría al PIN 11 del IC AN17807A.  En tal sitio, dependiendo del estado del televisor, por fuerza, tendría que existir alguna variación de voltaje equivalente digamos a un cero y un uno lógicos.

Después de la conversación, mi amigo volvió a la carga y emprendió la tarea más dificil. En el PIN 11 del IC de audio, él no encontró variación alguna de voltaje mientras ejecutó el apagado y encendido del receptor.  En el sitio señalado, siempre hubo 0 volts.  Ya no había mañana. Implacable y ya sin tregua, Alberto siguió la línea del comando descrito revisando todo aquel componente que  a su paso, directa o indirectamente pudiera resultar sujeto de sospecha.  Los resultados llegaron muy pronto.  Varo Romero encontró en Corto-Circuito al transistor Q2350 tipo 2SA207700L.
  
Tal como se comprobará a través de un análisis simple en el diagrama, el corto-circuito en Q2350, enviaba a Tierra la señal de volumen PWM procedente del PIN 76 de IC 001. Además de lo anterior, el corto-circuito referido, también impedía realizar el trabajo de conmutación de apagado/encendido para el IC de audio, condición gobernada desde la terminal de base del propio transistor Q2350 a través de la polarización de +13 vcc procedente de una línea de abasto secundaria del Fly-back.

Q2350, el trasistor conmutador de Audio. Chasis GN3.
El transistor descrito, fue sustituido por otro de iguales características.  La señal de audio de PWM fue restablecida así como la conmutación de Q2350 tipo 2SA207700L y entonces, hubo audio en el receptor Panasonic Modelo CT-G2995.  

Para concluir con la elaboración del tema, además de otras peticiones –entre ellas algunas fotografías del receptor bajo estudio–, le encargué a mi amigo Alberto cerciorarse del tipo de conmutación existente en el PIN 11 del IC de audio y así, registrar el dato.  La respuesta me llegó muy pronto por Facebook. Con el receptor apagado, había 0.00 volts. Con el receptor encendido, +3.00 volts.  De modo que el dato ahora, es también del conocimiento de nuestros lectores y de todos nuestros amigos de la red. Gracias a todos por su amable atención.

¡HASTA LA PRÓXIMA SEMANA!



5 comentarios:

  1. Acabo de encontrar este blog y me parece de lo mejor de la red.
    Le comento, he adquirido de 2ª mano un reproductor VHS Panasonic NV-HV60, ya que desde siempre los dos anteriores vídeos que he utilizado han sido de esta marca, la más prestigiosa en cuanto a imagen y sonido en VHS. Jamás me habían defraudado por la calidad de imagen al reproducir y al grabar, incluso en LP y EP.

    ¿Cuál es mi problema?
    No reproduce las VHS grabadas en Stéreo, ni tampoco graba en HI-FI. A veces, reconoce algunas pero con un ruido horrible, así que tengo que darle a AUDIO y ponerlo en sonido convencional (MONO).
    Lo he llevado a un técnico y no sabe repararlo, me ha limpiado los cabezales y nada, sigue igual.
    ¿Cuál puede ser el problema? Alguna solución.

    Agradecido de antemano. Mil gracias por sus aportaciones.

    ResponderEliminar
  2. El problema podría guardar relación con un mal ajuste de la cabeza de audio o bien con el juego de guías de la cinta. Algunos modelos sobre todo de los últimos que fabricó Panasonic, las cabezas de audio ya estaban integradas en el mismo cabezal giratorio en donde van montadas las cabezas de exploración de video, por tanto, es posible que exista un desgaste importante en ellas y por eso usted encuentra esa deficiencia que amablemente nos comenta.

    Aunque con poca probabilidad, es también posible que los circuitos de reproducción de audio -me refiero a los dispositivos electrónicos- sean los que estén fallando.

    Un saludo, gracias por su comentario.

    ResponderEliminar
  3. muy buen comentario y bien ilustrado,que aclara las dudas para proximas reparaciones.gracias.

    ResponderEliminar
  4. tengo un televisor igual no prende ct-g2995 se oye que se activa el reley y alos 2 segundos se desactiva

    ResponderEliminar