This website uses cookies to personalise content, ads and analyse traffic. By using this website, you agree to the use of cookies.

Autor: Gustavo Herrera Dublán y colaboradores. 2016©

https://www.facebook.com/groups/elrincondesolucionestv/


martes, 11 de febrero de 2014

Samsung CL-29K3W. Imagen azul con líneas horizontales blancas.

Colaboración de Alberto Varo Romero.  País: México.

Trama de imagen: Azul intenso y líneas horizontales blancas.
PRESENTACIÓN

Del lado izquierdo se aprecia a detalle el aspecto de la imagen vista en este receptor de televisión Samsung segundos después de ordenar su encendido.  Es seguro que por parte de nuestros lectores,  la simple contemplación será suficiente para que con toda puntualidad ellos mismos estimen las posibles causas del deterioro y su pronta solución.  La de hoy, podrá sumarse a sus expectativas de servicio porque la respuesta aquí relatada, no parece algo que pueda calificarse de ordinario.

En principio, el caso de servicio fue atendido a domicilio por parte de nuestro compañero de profesión Alberto Varo Romero quien puso a disposición del Rincón de Soluciones tv algún material fotográfico acompañado del respectivo testimonio de su experiencia y así, dar pie a la publicación de nuestro artículo. Bienvenidos como siempre, amables lectores y demás compañeros de nuestra querida rama de la Electrónica.

INCONVENIENCIAS EN EL SERVICIO A DOMICILIO

Por lo menos en alguna ocasión de su vida o quizá con relativa frecuencia, es muy seguro que ningún compañero se ha escapado de prestar el servicio en el domicilio del cliente.  Sobre todo cuando se trata de un receptor de grandes dimensiones cuyo peso supera los 55 kilogramos.  Hay clientes que no pueden llevar estos equipos al taller de servicio ni tienen en qué transportarlos y por eso, muchas veces es que buscan quién vaya en su auxilio.  Algunos receptores, ni siquiera caben en un automóvil particular.

Sobre esta labor, invariablemente aparecen algunos inconvenientes que hacen del servicio a domicilio una tarea no tan fácil de sortear.  Por ejemplo y a pesar de la gran cantidad de stock que el técnico de servicio Alberto Varo Romero llevó consigo, el obstáculo principal consistió en que la tarea se efectuó casi al caer la noche y el domicilio de su cliente carecía de la luminosidad suficiente: Las lámparas que él tenia a disposición producían una luz difuminada.  Sin embargo, con el sumo cuidado que reclamaba la naturaleza del trabajo, nuestro amigo ejecutó el procedimiento que para estos casos se aplica y que por las mismas circunstancias, intentó simplificar al máximo.  Veamos:

1. Del pequeño circuito impreso que va conectado al cinescopio, localizó y desoldó el Pin que corresponde al cátodo azul y enseguida, ordenó el encendido.  La trama azulada y con líneas horizontales blancas, desapareció de la escena.  Con tan sencilla maniobra, el técnico entendió que ante la avería, el cinescopio no era responsable.  Nuestros amables lectores lo saben muy bien: El resultado pudo ser todo lo contrario.  Es decir, que aún con el cátodo desoldado del circuito impreso, la falla persistiese y entonces, no habría duda respecto de un daño en el TRC.

IC501, el amplificador del color azul.
2. El siguiente paso, consistió en comprobar si de verdad existían las líneas de alimentación que llegan a los tres circuitos integrados amplificadores/demoduladores de color RGB IC501, IC502 e IC503 tipo TDA6101Q.  Las líneas de alimentación son dos: Una de ellas ingresaría por el PIN 6 de cada uno de los IC citados y la otra haría lo propio a través del PIN 2.  La primera constituye una tensión de +215 vcc y la segunda, una tensión de +12 vcc.  Ambas pruebas resultaron positivas.

3. Valorando la posibilidad de algún daño en IC501 que es el demodulador del color azul, el técnico de servicio optó por intercambiar a éste con IC502, el demodulador del color verde.  Esto, aprovechando que ambos circuitos son idénticos, el TDA6101Q.  Una prueba más de encendido, determinó que IC501, no era responsable del problema: La Imagen azulada con líneas horizontales blancas, prevaleció en toda la trama. 

Para entonces, había transcurrido el tiempo suficiente como para que el técnico de servicio tomara la decisión de marcharse del domicilio en visita: Le había caído la noche.  Antes, acordó con su cliente, la magnífica idea de quitar del receptor el chasis KS3A y el yugo para llevarlos consigo. Esta decisión, siempre persigue la finalidad de continuar con el procedimiento de servicio pero ya en un sitio más adecuado: El banco de trabajo en donde nuestro amigo conserva algunos cinescopios que le sirven para montar prácticamente cualquier chasis en reparación.  Todo esto, le evita a él y a cualquier otro técnico de servicio que así lo acostumbra, echarse a cuestas la tarea engorrosa de cargar con todo el televisor o bien, de asistir a la casa del cliente y molestarlo por varias ocasiones en franca voluntad de insistir en realizar el servicio ahí mismo y a pesar de los inconvenientes e incomodidades que esto implica.

La maniobra de llevarse el chasis, encuentra la mayor de las justificaciones cuando el técnico acude al domicilio por sus propios medios, es decir, sin automóvil y con una avería no tan fácil de descifrar y por si esto fuera poco, en un domicilio muy distante del lugar en donde habitualmente se trabaja, para variar, sumido en las penumbras.

EL TALLER DE SERVICIO, SITIO DEL DESENLACE

Chasis KS3A instalado en un receptor distinto.
Respecto de la primera imagen que aparece justamente al inicio del presente artículo, es muy seguro que más de un lector ya notó que el gabinete en color negro no corresponde al que de origen utiliza el receptor Samsung modelo CL-29K3W. En efecto: para las pruebas finales a ejecutar, el técnico de servicio echó mano de un receptor de televisión de la firma Toshiba, con un cinescopio de dimensiones ligeramente menores  (27”) al que el chasis KS3A utiliza de origen, (29”). Ver imagen izquierda.

4. Tomando en consideración el resultado de las pruebas descritas en los párrafos 1, 2 y 3, nuestro amigo eligió trabajar en el chasis principal; en concreto, en las inmediaciones del circuito integrado amplificador de luminancia y croma, la jungla (IC201S tipo VDP 3130Y B2).  Como punto de partida, tomó conocimiento sobre los Pins 37, 38 y 39 los cuales representan las salidas de señal de RGB, (Rojo, Verde y Azul).  

Como un dato que no parece común, él se encontró con que cada una de estas salidas, sirve para alimentar a 3 circuitos integrados cuya constitución física recuerda a un famoso IC utilizado en la fuente de alimentación por Daewoo con chasis CN001, el DPM-001T.  En este caso, las referencias exactas son IC202, IC203 e IC204, incluyendo por supuesto a IC201 que amplifica la señal denotada como SVMI.  Los cuatro circuitos integrados cuentan con 5 Pins y son del tipo DRGB001 KSE214.

De acuerdo con el diagrama de servicio, el Pin 37 de IC201S, es la salida de señal del color azul y ésta ingresa a IC204 por el PIN 1.  El Pin 2 es Tierra, el 3 y 4, alimentaciones de +5 y +8 vcc.  El PIN 5, constituye la salida pre-amplificada del mismo color azul y ésta es aplicada al Pin 3 de IC501 TDA6101Q, su amplificador final el cual, como ya se explicó, se encuentra instalado en el circuito impreso de la base del cinescopio.

IC204 DRGB001 KSE214.

IC203 DRGB001 KSE214.
5. Bajo tal observancia, nuestro compañero midió el nivel de tensión entregado en cada uno de los Pins de salida de los pre-amplificadores DRGB001 KSE214 y los comparó entre sí.  En la salida del PIN 5 del pre-amplificador azul, había una tensión de +0.5vcc y en los demás, había +1.24 vcc.  Fuera de eso, él no encontró otras diferencias sustanciales por lo que centró su sospecha en el IC204 el cual sometió a algunas pruebas de continuidad y las comparó con la que tenían los demás IC´s.  Encontró algunas diferencias importantes, las suficientes como para poner en marcha otro procedimiento de reconocimiento muy sencillo pero ingenioso: Intercambiar a IC204 (pre-amplificador azul) por IC203 (pre-amplificador verde) y enseguida, ejecutar la orden de encendido en el receptor.  Así lo hizo.  El resultado fue como sigue:

El receptor desplegó una trama idéntica a la original pero con la salvedad de que en lugar del color azul, ésta ya era en color verde.  Entonces, ya no hubo duda: IC204 fue el dispositivo dañado.

6. Transitar por el último tramo pareció en un inicio, algo complicado.  Ningún sitio de la red ofreció a la venta un IC del tipo DRGB001 KSE214.  Nuestro amigo acudió a los chasis que el Rincón de Soluciones mantiene bajo resguardo y que utiliza para remediar tal clase de embrollos: 

Con suerte de verdadero milagro ahí encontró lo que buscaba y fue así como resolvió el caso de servicio del receptor de televisión Samsung modelo CL-29K3W con chasis KS3A.

¡Hasta la próxima semana!

TEMAS RELACIONADOS:














4 comentarios:

  1. exelente aporte gracias.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tan importante información.

    ResponderEliminar
  3. que bueno porque yo e tenido ese problema dos veces y no e podido resolverlo... muchas gracias

    ResponderEliminar
  4. Buenas,tengo guardado un TV igual a este con la pantalla degollada, lo único que le vi antes de guardarlo a simple vista son soldaduras frías en la salida vertical, podría ser esto la causa del degüelle?

    ResponderEliminar